jueves, 27 de diciembre de 2012

¡¡Cisco se ha perdido!!


¡¡Cisco se ha extraviado!!

Me dirijo especialmente a la gente de Castilleja y pueblos limítrofes.

Ayer por la tarde se zafó del collar al sentir a un gato, y corriendo tras él hacia Bormujos, frente al Burguer King, ha debido desorientarse. Debe estar pasando mucho frío, aunque llevaba su abriguito (negro, con dos huesos grandes bordados en el lomo).

Gratificaré con 600 euros. Gracias por cualquier colaboración.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Ayuda de cámara


¡¡Con cuanta delicadeza preparas al osito para dormir la siesta, Cisco!! Servirías para trabajar en la Casa Real aderezándole el corbatín al niño de don Juan Carlos.

lunes, 3 de diciembre de 2012

En el otoño



Te abraza el tierno sol de otoño,
tu camarada interior, omnipresente,
limpio en las alturas limpias,
ser de radiación tibia y amigable,
beso sin fin, caricia inacabable.

Su barco de oro te llevará
al gran puerto conocido y añorado,
acogedor debido a su grandeza,
sin exterior, sin dorso
como una mano que se mueve
saludadora, o bandera de cristal.

La voz, la voz del sol,
entona para tí sólo una palabra
con un final que nunca acaba,
con esplendorosas letras derramadas
sobre la paz de tus párpados cerrados.

Sueña en la ola aérea que gira
remansándose en la tarde de dulzura,
y navega con el sol, querido Cisco.

Engranando lo posible en lo imposible
todo está hecho y por hacer: la noche pasada,
y la mañana que te volverá a ofrecer
su beso sin fin, su caricia inacabable.